La Gran Sabana 2012 PDF Imprimir E-mail
Escrito por cacique   
Martes, 24 de Enero de 2012 17:29

 

Fotos: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.327587700612807.71900.190220167682895&type=1

Salimos el día 1ero de Enero del 2012 de la Bomba PDV Jardines del Cercado en Guarenas con buena puntualidad, sin embargo demoramos un poco mientras terminaban de llegar los de la caravana realicé una inspección de última hora a uno de mis cauchos traseros (gracias a dios), alrededor de las 2:00pm salimos al primer destino que fue Pto. Ordaz, en el camino pocos chubascos de lluvia se nos hicieron presentes, gracias a que la vía no tenia tanto huecos el trayecto fue bastante placentero con la primera carga de gasolina en Puerto Piritu, la segunda en el tigre y ya en Pto. Ordaz, a petición del grupo y en consenso, nos quedamos en un motel  muy bueno con agua caliente y aire acondicionado para así comenzar el trayecto a nuestro destino predilecto con todas las pilas bien cargadas: La Gran Sabana.

Los integrantes de los 5 vehículos que nos dirigimos directamente a Santa Elena de Uairen llegamos totalmente exhaustos pero enormemente satisfechos de haber llegado a  pernoctar ya dentro La Gran Sabana, específicamente en el campamento turístico “Caliope”, donde tuvimos la sorpresa de encontrar que las personas encargadas de dicho campamento era amantes de la naturaleza y la realización de retiros espirituales, los mismos nos recibieron con mucho cariño y nos indicaron que actividades se realizan en ese campamento e igualmente las indicaciones para armar nuestra primera acampada, con hambre y cansancio  hicimos la primera cena en LGS. Luego de una conversadilla cada quien se encerró en su carpa a descansar.

Bien temprano, aproximadamente a las 7am, recogimos y nos dirigimos al pueblo de Santa Elena de Uairen a unos 15 min del campamento de la noche anterior, hicimos una parada para echar el ojo en la cosas que vendían en el centro del pueblo y luego seguimos hasta la línea que nos divide con Brasil. Por supuesto, pasamos a territorio brasilero y ahí disfrutamos medio día de cachaza, carne y caipirinhas. De igual manera conocimos las cosas que venden y compramos unos cuantos souvenirs bastantes simpáticos hechos por los artesanos que ahí se encontraban.

Luego de la comelona en Brasil llegamos al campamento El Paují, una zona excelente para este tipo de actividades al aire libre donde teníamos duchas y baños disponibles para nuestra comodidad, en este campamento llegamos ya anocheciendo así que realizamos de nuevo una cena apreciando el cielo súper estrellado que teníamos por techo. Al día siguiente luego de recargar baterías con un sueño bastante placentero comenzamos el asenso a pie al llamado Abismo, esto es una espectacular vista desde los riscos de las montañas que lindan con el Amazonas, se podía perder fácilmente la vista en una hermosa llanura vegetal que abriga cualquier tipo especie vegetal y fauna silvestre que pueda existir en esa zona de nuestro país. Nos tomamos muchas fotos y llegamos a un pequeño sector llamado el Tercer Mirador luego de recorrer los dos anteriores claro está, pero el espíritu aventurero ya estaba cansado de tanto esfuerzo físico, así que decidimos luego de apreciar durante hora y media espectaculares laderas comenzar el descenso pues de nuevo al campamento donde nos esperaban unas deliciosas duchas bien frías y todo el liquido que cargábamos para rehidratarnos, a titulo muy personal les recomiendo que solo vayan al primer mirador, los otros son casi lo mismo pero muchos más lejos!, de hechos si no estás en buenas condiciones físicas no subas porque no la vas a pasar muy bien.

Partimos aproximadamente a las 3 pm hacia el rio Yuruani y pernoctamos en el campamento Arapena, donde llegamos anocheciendo de nuevo pero sin que eso nos quitara las ganas de hacer la gran parrillada, fue un exabrupto de parrilla donde comimos y bebimos hasta casi reventar, luego la conversa respectiva y a dormir, al día siguiente tipo 7 am de nuevo nos levantamos y hablamos con los organizadores del rafting, actividad que no se pudo concretar desde caracas pero que a la final la realizamos Jorge, Roberto, Carlos y yo (Cacique), una experiencia totalmente nueva para mi persona, bastante agradable para todos y recomendada porque el entretenimiento es máximo y el riesgo es casi mínimo gracias a todos los equipos de seguridad e instrucciones que tienes que llevar para poder realizar dicha actividad. Luego salimos del campamento pasado el medio día y fuimos a San Francisco de Yuruani a comprar más souvenirs, auténticos indios realizan artesanías simplemente maravillosas y continuamos hacia el campamento la Golondrina, en medio del camino paramos en los toboganes de Kawi, en donde solo esperábamos reconocer el área y se terminó convirtiendo en una experiencia bien entretenida gracias a que bajamos a donde está el río y una vez más nos divertimos en grupo lanzándonos en los toboganes naturales formados por el pasar del agua sobre formaciones rocosas inmensas, a parte tenía una especie de plataforma pequeña donde te podías lanzar y pasar un buen rato. Ya luego de quemar alguna etapa infantil que quedaba dentro de nuestro cerebro nos dirigimos al campamento La Golondrina, llegamos solo para visitar y conocer, para nosotros en la próxima oportunidad que vayamos tenemos como punto de acampar ese sitio, se veía fabuloso con todas las caídas de aguas y pozos totalmente bañables donde también se contaban con chozas que podían ser convertidas en habitación para pernoctar tranquilamente. Salimos del campamento rumbo a Sakaika gracias a la habilitación de surtidores de gasolinas con cisternas de combustibles en la vía reabastecimos nuestros vehículos de nuevo en cuestión de 20 min. más o menos para luego llegar tranquilos al campamento Sakaika. La entrada es solo para rústicos ya que las trillas con piedras hacen del camino algo exigente para los vehículos que pasen por ahí, igualmente tenía una medio pared de piedra que con mucha cautela la pasas sin problema y un pequeñito paso de río que menos mal estaba bastante bajo, es decir, no es accesible para todo vehículo, además que tienes que rodar unos 3 kms así. Otra vez llegamos de noche y de paso estaba bastante solitario el camión. Para sorpresa de nosotros cuando llegamos a la zona de acampar está bien habitado por vehículos de doble tracción que simplemente la estaban pasando bien, cero escándalo, cero borrachos , es decir, cero problemas, esta noche realizamos una cenita normal abrimos unas botellas pero el sueño  y el cansancio nos llevo de nuevo a la conversadilla y a dormir. A las 8 am prendimos la cocina e hicimos la arepada sensacional “arepa pa’to el mundo”, recogimos el campamento y nos bañamos en las gloriosas aguas del río, en este campamento en particular hay una caída de agua espectacular que bien merece una buena foto, luego de secarnos y cambiarnos procedimos de nuevo a agarrar carretera .

Al día siguiente visitamos el campamento Manakachi, compramos hielo en los rápidos de Kamoiran y cuando nos dirigíamos al Aponwao nos topamos con que nuestros amigos Bruno y Gregorio estaban llegando a La Gran Sabana. Nos devolvimos al verlos pasar, nos tomamos un par de fotos, hablamos un ratico y seguimos a nuestros destino de ese día: El Aponwao. A mitad del camino me acordé de un sitio majestuoso que había visitado la vez pasada que fui en el 2009, se llama Campamento Meseta. Es un sitio que por su altura es bien interesante la subida y luego que llegas a la meseta como tal te rodeas de 360 grados de pura inmensidad, un sitio bastante bueno. pero hay que ir bien de día ya que el frío no te deja disfrutar de una larga estancia en el lugar. Otra vez de noche llegamos al campamento el Aponwao donde se contaba con duchas y baño, de nuevo se volvieron a prender los carbones y la respectiva comelona no se hizo esperar, con la atenuante de que en este campamento estábamos ya muchísimo más relajados por haber recorrido todo sin inconvenientes. Abrimos botellas y a disfrutar se ha dicho entre baile y comida el ambiente fue excelente para la pachanga, lanzamos fuegos artificiales y encendimos globos para pedir deseos y los lanzamos al cielo (cabe destacar que el mío se cumplió), luego de ya estar exhausto de bromear y conversar de nuevo procedimos a  recargar baterías, para el día siguiente nos levanté el rey del vallenato lastimosamente a las 7am pero bueno, al menos nos hizo disfrutar más temprano del majestuoso salto Aponwao. Fuimos en curiara con todo el ánimo del mundo varios a conocer y otros ya a visitar otra vez, realmente la caminata del Abismo nos entrenó para que esta subida del Aponwao fuera un juego de niños. En 15 min. estábamos arriba, aparte de que cuando estábamos abajo en la caída de agua nos llenamos de toda la energía que emanaba la llovizna creada por el choque del gran caudal de agua con las piedras, ahí abajo había un pozo que disfrutamos mucho los que tuvimos la experiencia de bajar.

Ya luego de tanto recorrido y disfrute el día 7 de enero de 2012 nos propusimos volver a Pto. Ordaz para descansar en el mismo motel del primer día y luego el día 8 de enero, ya súper satisfechos con la aventura vivida, nos volvimos a Caracas, gracias a dios todos llegamos sanos y salvos y con una experiencia súper enriquecedora sobre estas latitudes en territorio venezolano.

La Gran Sabana un sitio sin igual, que uno como venezolano no puede dejar de conocer, cuidar y conservar.

Cacique

 

Última actualización el Jueves, 02 de Febrero de 2012 09:18
 
Copyright © 2014 Asociacion Civil de Ecoturismo Aravak. Todos los derechos reservados.
Pack creado por Joomla! Spanish 2010 - Patrocinado por Web Empresa
Joomla! es un software libre publicado bajo la licencia GNU/GPL.
Desarrollado por Asterios Systems.